Teatralidad y plástica en el siglo XXI

Adriana Musitano

Resumen


En el arte escénico del siglo XXI la relación entre teatro, plástica y performance permite mostrar las tensiones representacionales –autorreflexiva y experiencial– y cómo en esta disposición que se pretende no mimética suceden lo figural, el movimiento, el pensamiento y la poesía, abriendo horizontes diversos. En estas interrelaciones se conceptualizan la presencia y acciones de los dramaturgos, actores/performers, e interesa tratar la sensorialidad y lo poético en respuesta a cómo mensurar los efectos buscados y dirigidos hacia los espectadores, en ciertas producciones dramatúrgicas se crea algo más que una instalación plástico-escenográfica o meras atmósferas escénicas. Esa múltiple relación artística en lo dramatúrgico convoca una experiencia convivial diferente tanto en los espectáculos de Romeo Castellucci, Jan Fabre como en los de Jan Lauwers, y permite incluirlos en la postvanguardia –no solo por la reformulación de propuestas del futurismo, dadaísmo o surrealismo, o por la recuperación de temporalidades pre-modernas, modernas, posmodernas, occidentales y no-occidentales– sino en tanto que al tiempo que reescriben aspectos del pasado cultural producen choques de niveles, significantes, y simbolizaciones, presentando un otro modo de comunicar en el teatro del siglo XXI. 


Palabras clave


siglo XXI; teatro; artes visuales; posvanguardia

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.



Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Esta revista se encuentra indizada en: DOAJ - Latindex