Augusto y Mussolini: la presencia de la antigua Roma en la Roma Fascista

Samuel Amaral

Resumen


La antigua Roma, que en el Risorgimento había servido para cimentar la precaria unidad nacional, cumplió varias funciones en el régimen fascista. Primero fue el símbolo de la revolución fascista, el punto de partida hacia el futuro, y Julio César fue la figura clave. Luego, en los años del consenso, fue Augusto, el pacificador, fue la figura destacada. A ese momento corresponde la identificación de Augusto, fundador del antiguo imperio, con Mussolini, fundador del nuevo imperio. Finalmente, a fines de la década de 1930, la celebración del antiguo imperio quedó postergada por la celebración del nuevo. Este trabajo recorre los rastros de esas tres fases en la Roma actual.


Palabras clave


Augusto; Roma; Mussolini; fascismo

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.34096%2Faciham.v10.1071

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.>

Actas y comunicaciones del Instituto de Historia Antigua y Medieval | ISSN 1669-7286 
Instituto de Historia Antigua y Medieval - Filo:UBA
historiaantiguaymedieval@filo.uba.ar | Sitio del Instituto


Fondazione Istituto Internazionale Di Storia Economica "F. Datini" Biblioteca in linea - Portal del Hispanismo - DOAJ - Medievalismo.org - Red Iberoamericana de Revistas de Comunicación y Cultura - Institute - Hispanomedievalismo - Interclassica - Universia - Ménestrel - New Jour - ea - La Criée - AWOL - Museo Mitre - Historiadores online - Base de publicaciones:Filo