Mímesis y corporalidad en Walter Benjamin y Roger Caillois

  • Florencia Abadi

Resumen

Durante la década de 1930, Walter Benjamin y Roger Caillois escriben sus primeros ensayos sobre el concepto de mímesis. A comienzos de 1933, antes de su exilio, Benjamin redacta “La doctrina de lo semejante”; unos meses después, en Ibiza, realiza una segunda versión del mismo texto, que titula “La facultad mimética”. En 1936 retoma el concepto en la segunda versión del ensayo sobre “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”. En 1935 aparece en la revista Minotaure el texto de Caillois titulado “Mimetismo y psicastenia legendaria”. Poco antes había publicado su célebre artículo sobre “La mantis religiosa”, en que ya se esbozaba una reflexión sobre el tema.1 Lejos del tratamiento neoclasicista de la noción de mímesis que predominó en la modernidad –para el cual esta consistía sobre todo en la imitación del modelo clásico en el ámbito artístico–, y distantes en general del tratamiento preponderantemente estético que recibió el concepto en la tradición, las reflexiones simultáneas de Caillois y de Benjamin se encuentran atravesadas por descubrimientos pertenecientes a tres disciplinas diversas: el mimetismo en los animales en el ámbito de la biología, las investigaciones sobre la magia mimética en el ámbito de la antropología, los desarrollos sobre el inconsciente y los sueños por parte del psicoanálisis, retomados activamente por el surrealismo, movimiento con el cual ambos tuvieron una relación intensa y ambivalente. 
Cómo citar
Abadi, F. (1). Mímesis y corporalidad en Walter Benjamin y Roger Caillois. Cuadernos De filosofía, (65), 33-45. https://doi.org/10.34096/cf.n65.3632
Sección
Artículos